Seleccionar página

 

Había una vez una vez un viejo sabio que vivía en el lejano Oriente y que era famoso por su humildad y sabiduría, había dedicado toda su vida a la meditación y el conocimiento.

En el mismo lugar había un niño muy travieso que toda obsesión era poder engañar al viejito sabio.

Para conseguirlo cogía diferentes objetos entre sus manitas se iba a ver al vejo sabio y le decía:

-A ver viejito sabio, ¿Qué tengo entre mis manos?

El sabio con mucha paciencia le decía:

-Hoy tienes una piedra redonda.

El niño empezaba a desesperarse porque cada vez que iba a ver al viejo sabio le adivinaba las cosas que tenía entre las manos…..una canica……un lápiz……un caramelo.

Un día que el niño salió de ver al sabio ….pensó…..

Tengo que engañar a este sabio, yo estoy seguro que no es sabio…..pero como lo hago para descubrirle?????

Ya lo sé!!!!!! Buscare un árbol y me subiré a él, lo lógico es que en árbol haya un nido y que en el nido haya pajaritos, así que cogeré un pajarito y me lo llevare a ver al viejito sabio y le preguntare:

-A ver viejito sabio ¿Qué tengo entre mis manos? Como él dice que es muy sabio me dirá: tienes un pajarito.

Entonces yo le preguntare: ¿Está vivo o está muerto?

Si él me dice que está vivo, lo apretare con mi mano hasta matarlo y le enseñare la mano y le diré: mira no está muerto.

Pero si me dice que está muerto, entonces le enseño las manos y le digo: mira está vivo.

Feliz con el plan que ha ideado……por fin podrá engañar al viejo sabio.

Ya sabemos que cuando a los niños se les mete algo en la cabeza no paran hasta conseguirlo…..así que el pequeño busca el árbol, encuentra el nido y coge al pajarito entre sus manos y va ver al viejo sabio.

-A ver viejito sabio, ¿Qué tengo entre mis manos?

Y el viejito le responde:

-Tienes un pajarito.

El niño, se pone muy contento al ver que su plan va viento en popa.

Y le dice:

-Es  cierto. Ya veo que eres un gran sabio y que nada es imposible para ti, que no hay nadie en la tierra que tenga tu sabiduría…….pero dime:

-¿Está vivo o está muerto?

El viejito sabio mirándolo con ternura y conservando la serenidad le dice:

-La decisión querido niño, ES TUYA!!!!

Logo web Lorenzo

¿Quieres recibir información sobre mis próximos Cursos, Talleres y Actividades?

Sólo te enviaremos 2 correos al mes como máximo. Nada de Spam.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.

Logo web Lorenzo

¿Quieres recibir información sobre mis próximos Cursos, Talleres y Actividades?

Sólo te enviaremos 2 correos al mes como máximo. Nada de Spam.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.