Seleccionar página

Reflexología o Reflexoterapia Metamórfica.

Reflexoterapia Metamórfica.

La reflexoterapia metamórfica

 

Se aplica en los pies, en las manos y cabeza. Es un masaje que actúa sobre el cuerpo emocional.

Ayuda a trabajar y liberar emociones que hemos ido experimentando desde que nos encontrábamos en el útero de nuestra madre hasta nuestros días.

Como todos sabemos, cada uno de nosotros somos el resultado de todas nuestras experiencias (conscientes e inconscientes, e incluso genéticas y sociales) vividas desde el mismo momento de la concepción (e incluso antes), las cuales quedan registradas en nosotros en diversos planos (en el cuerpo, en la psique, en el alma…).

Dichas experiencias determinan nuestra personalidad (que en la mayoría de los casos la sentimos contradictoria, puesto que hay muchos mecanismos inconscientes desconocidos por uno mismo, y que salen al exterior cuando uno menos se lo espera, ) , nuestro modo de comportarnos en la vida, y lo que es peor “nuestro modo particular de sentir” todo aquello que nos sucede en la vida. Este tipo de masaje actúa en estos niveles.

Muy recomendable en épocas de confusión, crisis personales, cambios profundos y como herramienta de autoconocimiento y crecimiento personal.

Metamórficos. Reflexoterapia Prenatal.

La vida es creación y de la creación nace el movimiento; el movimiento es cam­bio y es la fuerza vital quien alimenta ese cambio a lo largo de los diversos ciclos de existencia, ya se trate de un árbol o de un serhumano. Aunque sea muy despacio siempre hay movimiento, un cambio.

La técnica metamórfica subraya el he­cho de que más allá de esa fuerza vital, el principio con el que trabaja el practicante de metamorfosis es la vida. La vida es el po­der que cura; con el tiempo, ese poder de curación se ha ido atrofiando.

La vida comienza en la concepción cuando se forma la primera célula. Durante el periodo de gestación, en esos nueve me­ses, se establecen nuestras estructuras físi­cas, mentales y emocionales.

El cuerpo con el que nacemos es un cuerpo lleno de energía vital, flexible y bello y que respira con toda naturalidad, es luego cuando poco a poco se va convirtiendo en coraza, cuando nuestra energía vital se blo­quea.

Cada vez que hemos tenido miedo, dolor o enfermedad hemos incorporado esas tensiones en nosotros llegando a convivir con ellas como si fuesen naturales.

Pero no lo son.

El conocimiento de sí mismo produce la curación, uno va comprendiendo el origen de la enfermedad, de las emociones que no exterioriza, de la energía vital retenida, que el cuerpo y la mente no son cosas distintas sino que forman parte muy importante en el ser humano como ser integral que es.

La técnica metamórfica va dirigida a que la propia energía que llevamos dentro se libere a través de un catalizador (el practi­cante de metamorfosis) y pueda llevar a cabo la curación.

El practicante de la técnica metamórfi­ca no impone ninguna dirección, no tiene ninguna motivación de “curar”, “ayudar” o “in­fluenciar” a quien recibe el masaje.

La fuerza vital de quien recibe el ma­saje producirá desde su centro las transfor­maciones que solo él sabe necesarias por­que el potencial de crecimiento es suyo y no puede ser conocido por nadie más. El prac­ticante no impone nada, sólo su presencia masajeando los pies y concentrado en su propia fuerza vital.

Logo web Lorenzo

¿Quieres recibir información sobre mis próximos Cursos, Talleres y Actividades?

Sólo te enviaremos 2 correos al mes como máximo. Nada de Spam.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.

Logo web Lorenzo

¿Quieres recibir información sobre mis próximos Cursos, Talleres y Actividades?

Sólo te enviaremos 2 correos al mes como máximo. Nada de Spam.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.