Seleccionar página
El Cristo de los Favores

El Cristo de los Favores

El viejo Haakon cuidaba una Ermita. En ella se veneraba un crucifijo de mucha devoción. Este crucifijo recibía un nombre, bien significativo “El Cristo de los Favores.» Todos acudían allí para pedirle favores al Cristo. Un día el ermitaño Haakon quiso pedirle también...
Logo web Lorenzo

¿Quieres recibir información sobre mis próximos Cursos, Talleres y Actividades?

Sólo te enviaremos 2 correos al mes como máximo. Nada de Spam.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.

Logo web Lorenzo

¿Quieres recibir información sobre mis próximos Cursos, Talleres y Actividades?

Sólo te enviaremos 2 correos al mes como máximo. Nada de Spam.

¡Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.